Con el objetivo de garantizar el suministro de agua en Benito Juárez, el alcalde Santiago Taboada sostuvo una reunión de trabajo con la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), para coordinar acciones de abasto durante la época de estiaje.

En este sentido, Taboada explicó que se realizarán trabajos conjuntos para rehabilitar la red hidráulica, reparación de fugas y la habilitación de garzas, dando primordial atención a hospitales, escuelas y casas habitación.

“Estamos coordinando la parte de los horarios de las garzas para que las pipas que tiene la Alcaldía y las que tiene el Sistema de Aguas puedan estar en funcionamiento el mayor tiempo posible durante el día para el suministro. Las fugas son una problemática general y en Benito Juárez tenemos algunas zonas muy marcadas, sobre todo en la parte centro de la Alcaldía en donde estamos trabajando para corregirlas, pero también para darle un reforzamiento a la red hidráulica en estos meses”.

Asimismo, expuso a la Jefa de Gobierno los proyectos de intervención de polígonos de Benito Juárez con concreto white topping MR-45, el cual tiene una durabilidad de por lo menos 15 años, con el fin de que se incluyan en el programa de reforzamiento hidráulico y sanitario por parte de SACMEX.

Durante el encuentro, el alcalde mostró estadísticas de puntos de la demarcación con problemas de abasto de agua y fugas, por lo que planteó usar las factibilidades, que son recursos que se generan por las medidas de mitigación y poder concentrarlos en estas zonas.

“Estamos estableciendo una coordinación con el Sistema de Aguas para que las factibilidades, que las otorga el Sistema de Aguas, sean coordinadas con la Alcaldía en las zonas donde se tiene mayor problemática de fugas de agua, de tratamiento de red de agua potable o de drenaje. Lo que estamos pidiendo es que podamos sumar todas estas factibilidades en las zonas donde más lo requiera la Alcaldía”.

Santiago Taboada resaltó que en esta época de estiaje es importante impulsar una campaña de concientización para el uso razonable del líquido.